Ortodoncia



In-Ovation®

 

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de la alineación de los dientes y de la corrección de problemas de mordida, así como también de guiar la erupción de los dientes y el desarrollo de los maxilares produciendo así un equilibrio en el aparato bucal y por ende en la columna cervical y dorsal, así como una estética ideal del rostro.

 En resumen, un ortodoncista es un especialista que se dedica exclusivamente a crear sonrisas. Cada vez más niños y adultos están conscientes de los enormes beneficios estéticos y funcionales que conlleva realizar un tratamiento de ortodoncia.

 La ortodoncia es una especialidad de la Odontología ejercida de manera preferente por el ortodoncista.

 El término ortodoncia se refiere también a la ciencia que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

 La ortodoncia tiene como objetivo la alineación dental y la presencia de una buena oclusión, es decir, de un correcto encaje al cerrar la boca. Esto se crea a través de conseguir una correcta colocación de las piezas dentales dentro de la arcada (dentro de los maxilares) y una correcta relación entre el maxilar superior y la mandíbula inferior, estando todo en armonía con la cara del paciente.

 

 El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras según el tipo de fuerzas que se apliquen, principalmente tenemos:

    La técnica fija mediante aparatología fija que está compuesta de elementos adheridos a los dientes(bandas y brackets) a los que se les adhiere firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica mediante un conjunto de ligaduras.

    Los removibles que como su nombre indica permiten ser retirados de la boca por parte del paciente. Ello le permite quitárselos durante la higiene oral en las comidas. Estos aparatos de ortodoncia cuando tratan problemas dentales tienen sus indicaciones específicas que no suplen a la ortodoncia fija más solucionan algunas maloclusiones sencillas con un coste económico inferior y menos molestias para los pacientes.

 En muchas ocasiones los pacientes precisan de ambas técnicas de ortodoncia para la resolución de su problema. Se habla, entonces, de tratamientos de ortodoncia en dos fases, una primera removible, realizada a edad temprana con una intensión fundamentalmente interceptiva u ortopédica y una segunda fase de ortodoncia fija realizada a mayor edad cuando ya se ha producido o está a punto de producirse el recambio dentario completo.